16 December 2011

Un post cada dos años

Mi ritmo de publicación se desacelera. No es que el tiempo haya dejado de pasar, es que mi dedicación en él ha dejado de existir.

Este blog es como un hijo no reconocido para mi. No le garantizo la manutención, solo limosna puntual para sentirme bien. Pero ambos sabemos que pese a la naturaleza bastarda de la relación, el interés la puede hacer fuerte.

Uno de los errores que he cometido es dedicarme a los blogs de proyectos en vez de a este. Mi energía no ha estado nunca en ninguno de ellos, por lo que han muerto de inanición. Todos ellos.

Este comportamiento responde a una estrategia de juego de eficacia no probada. Simplemente dejarse llevar por las ideas de éxito y no los éxitos en si mismos. Aunque de momento no parece una estrategia ganadora, y con un mazo enorme e incompleto en la mano, no me queda otra que ver hasta donde llega.

Supongo que los cambios biologicos están detras de este cambio de percepción. ¿Dije que estaba comenzando el camino del emprendimiento? Quizá este blog tenga que pagar el pato y convertirse en un blog de automotivación emprendedora.

Pobre blog







1 comment:

ludo said...

Bueno Nestor espero que no sigas posteando cada 2 años ,ya que me gusta lo que escribes.
sa ludo s